Datos de interés


Bienvenido al reino Hachemita

Jordania es un maravilloso país de contrastes geográficos en donde el viajero podrá disfrutar de gran variedad de paisajes y aficiones. Un país en donde la temperatura y el sol son siempre agradables, no existe el invierno y es un destino perfecto, donde se aúnan el interés geográfico con el cultural.

 

La relajada vida musulmana a este lado de la frontera contrasta profundamente con la mentalidad práctica de sus vecinos israelíes. No es extraño comprobar que las diferencias entre estos dos mundos parezcan a veces insalvables, y el conglomerado de culturas, separadas por barrios, se palpa sobretodo, en la vieja capital de Israel, Jerusalén.

Amman y Jerash

Varios vuelos directos semanales unen Madrid con Amman, la capital jordana, ciudad llena de colorido, contraste y bullicio, donde se entremezclan lo antiguo y lo moderno.

 

Las casas de Amman están construidas sobre las más de diecinueve colinas sobre las que se asienta la ciudad, cubriéndolas con un manto formado por pliegues de tonos ocres y blanquecinos. Su puesta de sol, mientras se visita uno de los teatros romanos mejor conservados del mundo, situado en pleno corazón de la capital , es absolutamente memorable. Llena de vida, la moderna capital del reino alterna el lujo de sus hoteles y restaurantes, con las grandes tiendas y mercados. Amman merece al menos la visita de un día y una noche. Además nos sirve de parada perfecta para alcanzar la maravillosa CIUDAD GRECO-ROMANA DE JERASH.

Castillos del desierto - Monte Nebo - Mar Muerto

Después de visitar Jerash durante una jornada, "la Pompeya del este", considerada como la ciudad mejor conservada de la Decápolis ( confederación de 10 ciudades romanas del 1º siglo antes de Cristo) ,incluimos en nuestro viaje una hermosa jornada visitando algunos de los castillos del semiárido y estepario terreno de Jordania oriental, Kerak y Shobak, vestigios muy importantes de castillos romanos, bizantinos y omayas. La carretera nos lleva a desembocar en el monte Nebo, donde se cree que se haya la tumba de Moisés y divisaremos, entre nieblas, el comienzo del mar Muerto y admiraremos el conjunto del valle del Jordán. En este extraño paraíso descansaremos y flotaremos en sus densas, salinas y curativas aguas y nos envolveremos en húmedo barro lleno de minerales terapéuticos.

 

Rodeado de un fantasmagórico paisaje y a 400 metros por debajo del nivel del mar, sus azules aguas poseen extraordinarias propiedades . Flotar como un insecto en sus aguas es una de esas experiencias que no se olvidan.

Petra

Sólamente por visitar Petra se puede viajar hasta Jordania. Petra merece uno o dos días de tranquila excursión escudriñando en el interior de cada una de sus cuevas y observando los tonos de la arena en constante erosión. La ciudad nabatea rosa hace dos mil años que sirve de refugio a los árabes, nabateos, nómadas y beduinos procedentes del norte de Arabia.

 

Sus palacios esculpidos en la roca parecen formar parte de un gigantesco decorado. El trayecto hasta las inmediaciones de Al Siq, puede realizarse a pie, pero también a caballo y en camello, Al Siq es un hermoso desfiladero que conduce hasta los tesoros de Petra, cientos de palacios, cuevas, templos elevados, tumbas reales, un teatro romano, mercados y un sinfín de maravillas.



Wadi Rhum - Aqaba

Todavía nos queda por disfrutar mucho país y según nos dirigimos al sur tenemos aún dos maravillosos destinos esperándonos. Wadi Rhum es uno de ellos , la entrada al desierto jordano por el sur, patria de beduinos y donde sólo podremos adentrarnos en vehículo todo terreno o en camellos. Su paisaje recuerda al paisaje lunar y aquí se rodaron la mayor parte de las escenas de la película "Lawrence de Arabia". Cuando hayamos finalizado la excursión, nos queda el destino más placentero. Aqaba es la puerta para descubrir la magia del Mar Rojo. atravesado por uno de las más bellos arrecifes coralinos del mundo y decenas de especies de peces multicolores. El submarinismo se convierte en una experiencia irrepetible. Aquí podremos descansar y divertirnos cuanto deseemos. Sus hermosas playas vírgenes que dan la espalda al desierto, culminan el sueño de cualquier viajero. Jordania le cautivará por sus gentes hospitalarias y amables, volcadas en servir al viajero y hacer de él su amigo: por su gastronomía exquisita, digna de los gourmets más exigentes; sus instalaciones hoteleras y complejos turísticos de lujo; sus puestas de sol y amaneceres en el misterioso y bello Wadi Rum. Jamás podrá imaginar los mil y un atractivos, las mil y una vivencias...

 

Sus fronteras con Israel y Siria y su proximidad con el Líbano o los Emiratos Arabes Unidos, proporcionan la posibilidad de planear extensiones muy atractivas para el viaje, conociendo ciudades tan interesantes como Jerusalén, Tel Aviv, y Jaffa, Belén -en territorio palestino- Beirut, Siria, Palmira y Damasco... Jamás podrá imaginar los mil y un atractivos, las mil y una vivencias... Sus fronteras con Israel y Siria y su proximidad con el Líbano o los Emiratos Arabes Unidos, proporcionan la posibilidad de planear extensiones muy atractivas para el viaje, conociendo ciudades tan interesantes como Jerusalén, Tel Aviv, y Jaffa, Belén -en territorio palestino- Beirut, Siria, Palmira y Damasco...

Datos de interés

Atención al cliente: 943 04 86 86

Página principal | Viajes | Ofertas | Información | Billetes | Reservas | Servicios | Reportaje